30 d’agost 2009

Roma en silla de ruedas

Este post / entrada es para aquellas personas que tienen movilidad reducida y tienen que utilizar una silla de ruedas para poder moverse de un lugar a otro. Los que me conocéis sabéis que soy una persona que me gusta conocer nuevos horizontes, y por tanto, la única manera de hacerlo es viajando, cuando se puede! Y cuando puedes, las personas en mi situación debemos estudiar muy bien el terreno de juego de donde vamos para no encontrarnos sorpresas inesperadas (que alguna siempre sale e intentamos que sean las mínimas) y que nos dificulte la estancia.

Una de las primeras cosas que hago es investigar en internet las experiencias de otras personas y hacerme una idea a grosso modo de lo que me puedo encontrar. A día de hoy encuentras poca información y mucha contada en 3 ª persona. Por eso, mi intención, en este escrito, es explicar mi experiencia en Roma en silla de ruedas con el añadido de que es eléctrica, y por tanto, en principio tiene más dificultades para salvar las diferentes barreras arquitectónicas.

Medio de transporte hasta Roma

Viajamos en barco de la compañía Grimaldi. Trajecte Barcelona-Civitavechia. Trayecto Barcelona-Civitavechia. Durada 20 hores aprox. Duración 20 horas aprox. Nos llevamos nuestro vehículo también, porque desde el puerto de Civitavechia hasta Roma hay unos 80 km de distancia. La accesibilidad en el barco es muy buena. Sin ningún problema para moverte con la silla a todos los espacios de que dispone y así hacer más amena la travesía.
Alojamiento
Probablemente es uno de los puntos críticos a la hora de elegir y buscar, como lo es el medio de transporte con el que viajes. Para una persona que no tiene problemas de movilidad valora, a la hora de elegir alojamiento, el precio y la ubicación, mientras que las personas que nos movemos en silla de ruedas y tenemos la movilidad reducida - en mi caso es así - valoramos que el espacio sea completamente adaptado como primera condición, ya posterior el precio y la ubicación. Aunque de estos dos últimas haré distinciones.

A la hora de buscar alojamiento debemos tener cuidado que todos aquellos hoteles, hostales, etc., que dicen tener habitaciones para minusválidos hay que comprobarlo llamando directamente al lugar que ya tengamos decidido y explicar muy bien las necesidades que tenemos, no está de más enviarles un mail y que también nos lo confirmen, es una decisión muy importante.

En mi caso, utilizamos www.booking.com para buscar el hotel que más se adecuaba a mis necesidades. En una primera búsqueda encontramos 200 hoteles que decían tener habitaciones para minusválidos. A partir de ahí valoramos cuáles eran aquellos que se encontraban más cerca de la ciudad, y de estos los más céntricos. La ubicación es importante porque, tal y como explicaré más adelante, el transporte público en la ciudad de Roma no es muy accesible y moverte con el vehículo propio, una quimera. Y la alternativa para desplazarte era utilizar algún taxi adaptado (que implica un aumento de presupuesto) que durante los días que estuve allí no vi ninguno. Finalmente, nos decidimos por un hotel situado cerca del Castel Sant 'Angelo y a 10 minutos "a pie" del centro histórico de la ciudad. Quiero remarcar la importancia de asegurarse de la importancia de contactar con el hotel antes de hacer cualquier reserva, tuvimos que llamar tres veces e intercambiamos mails 4 veces. El hotel elegido www.viscontipalace.com donde encontramos todas las comodidades necesarias. I a un preu raonable. Y a un precio razonable.

Las calles en Roma
Como toda ciudad con mucha historia, y vieja también, ha dado algunos pasos en accesibilidad pero les queda mucho camino por recorrer. Es muy normal ir por la acera y cuando tenías que cruzar tener rampa pero al otro lado encontrarte el escalón. Y en el centro de la ciudad es toda adoquinada y con bastantes desniveles, lo positivo es que no había aceras. Pero aun así he rodeado toda la ciudad "a pie", muchas veces por donde iban los coches, con paciencia y prudencia, ningún problema.

Transporte público



Si bien toda la estancia la hemos hecho "a pie" porque teníamos la ubicación del hotel muy céntrico, unas 4 veces utilizamos el bus para ganar tiempo. Pocas líneas de bus están adaptadas. De todas las líneas de bus que llegaban a nuestra zona únicamente dos líneas de diez que iban a los lugares de interés eran adaptadas, pero no siempre, nos tuvimos que esperar una vez hasta tres buses de la misma línea para que un de ellos tuviera plataforma y funcionara! Pero te adaptas y muy bien, estás de vacaciones y no hay prisa.

Lugares de interés

Colosseo: totalmente accesible. Se puede acceder al 2 º piso por un ascensor.
Foro Romano: parcialmente accesible. Puedes acceder al recinto pero moverte por dentro requiere dosis de paciencia y tener suerte de no quedarte clavado entre grandes piedras. Inaccesible llegar al Palatino.
Museos Capitolinos: totalmente adaptado. Se encuentran en un pequeño cerro y se accede por el lateral de la escalera principal, o bien, si vienes del Foro Romano por detrás también hay un acceso.
Basílica de San Pedro del Vaticano: totalmente adaptada. Incluso se puede subir al tejado de la basílica, no así en la cúpula.
Museos Vaticanos: totalmente adaptados. Allí encontramos la Capilla Sixtina.
Pantheon: totalmente accesible.
Museo Borghese: parcialmente adaptado. La planta baja se puede acceder bien pero para ir a la 2 ª planta hay un ascensor muy pequeño donde la silla de ruedas no cabe.
Santa Maria la Maggliore: totalmente adaptada.

Y todo el resto de monumentos y espacios importantes son al aire libre como Piazza Navona, Fontana di Trevi, Piazza Spagna, Piazza del Popolo, Piazza de la Reppublica, las Cuatro Fuentes, Villa Borghese, Campo de Fiore, Trastevere, y un largo etc.

A tener en cuenta

Aquellos que vamos en silla de ruedas eléctrica para cargar la batería ningún problema, es el mismo sistema que en Cataluña: 220v y enchufes de fuera agujeros redondos.
Los lavabos públicos es bastante complicado y los locales de bares y restaurantes son muy pocos los que están adaptados. Un consejo aproveche los museos que si tienen de aseos adaptados.

Seguramente me dejo muchas cosas pero espero que sea de ayuda por si cualquier persona que se encuentra en mi situación quisiera ir a visitar la ciudad eterna, Roma.

También podéis contactar conmigo para consultarme cualquier cosa más personalmente.